Freidora de aire: ¿cómo cocinar pechugas de pollo?

El Air Fryer es fantástico, sí lo sabemos usar correctamente, sino crearemos un caos enorme en la cocina, por eso te dejamos una guía de cómo hacer pechugas de pollo en este aparato.

La freidora de aire es una excelente manera de hacer pechugas de pollo crujientes, saludables y bajas en grasa. El pollo está cubierto con huevos batidos y harina sazonada, luego «frito» a la perfección casi sin aceite.

Freidora de aire: ¿cómo cocinar pollo?

La freidora de aire funciona haciendo circular aire muy caliente alrededor de los alimentos, por lo que solo se necesita una pequeña cantidad de grasa y el aire sobrecalentado da como resultado un pollo notablemente jugoso.

El spray de aceite de oliva o el spray de aceite de aguacate con sabor más neutro son excelentes opciones. Si no tiene aceite en aerosol para cocinar, rocíe una pequeña cantidad de aceite de manera uniforme sobre los trozos de pollo.

La freidora de aire es perfecta para hacer múltiples platos de pollo.

Ingredientes

Aceite de cocina en spray (aceite de oliva o aceite de aguacate)
700 gramos de pechugas de pollo deshuesadas y sin piel
Sal kosher (al gusto)
Pimienta negra recién molida (al gusto)
2 huevos grandes (batidos)
1 1/2 tazas de harina para todo uso (dividida)
2 cucharaditas de condimento cajún
Opcional: perejil fresco picado (para decorar)

Pasos para hacerlo a la perfección

Reúne los ingredientes.
Rocíe el interior de la canasta de la freidora con aceite en aerosol.
Seque bien las pechugas de pollo con toallas de papel y luego espolvoree ligeramente con sal kosher y pimienta negra.

Coloque tres cuencos poco profundos. Agregue 1/2 taza de harina al primer tazón, los huevos batidos al segundo tazón y combine la 1 taza restante de harina y el condimento Cajún en el tercer tazón.
Coloque las pechugas de pollo en la canasta de la freidora y rocíelas ligeramente con aceite en aerosol. Aplique potencia máxima por 16 minutos.

¿Cómo hacer para congelar la leche? Consejos para congelar leche y luego usarla

Puede que no sea del todo común, ¿pero sabías que puedes congelar o freezar la leche? Para esos viajes largos donde queda leche en casa o simplemente porqué en el invierno no se consume tanto como en el verano, te dejamos esta guía de cocina donde sabrás cómo hacer para congelar leche.

Por lo general, tenemos un buen suministro de leche fresca en nuestras casas. A decir verdad, muchas personas no han necesitado usar este método de preservación a menudo. Sin embargo, todavía no está nada mal pensar que alguien querría saber cómo congelar la leche.

¿Cómo hacer para congelar la leche? Consejos para congelar leche y luego usarla

En realidad, hay bastantes opciones cuando se trata de preservar la leche para su uso futuro. Es una excelente manera de guardar su leche, especialmente para usar en varias recetas en su cocina, no tanto para beber.

Este método particular presentado en esta publicación también le permite conservar su leche en lotes más pequeños. De esa manera, puede descongelar solo lo que necesita usar y dejar el resto para su uso posterior.

¿Cómo congelar la leche?

Esto es lo que necesitará:
Leche (vacuna o de cabra)
Taza medidora
Molde para muffins
Agua tibia
Cuchillo
Bolsas plásticas del tipo ziploc (qué no tengan restos de comida o de otro líquido)
Marcador

Muy bien, entonces hay que pensar que esta es una manera bastante directa de conservar la leche.
La taza de medir se puede usar como guía cuando vierte la leche en el molde para muffins.

Lo ideal es que quieras alrededor de 1/4 de taza de leche en cada «hoyo» de muffins.

Al final de todo, debe tener una bolsa ziploc con sus «bloques de leche» listos para guardar en el congelador.

No olvides etiquetar y fechar tus bolsas. Esta leche congelada luego puede usar usada tanto en cremas, postres, tortas, tartas y demás preparaciones que necesiten de este rico alimento.